miércoles, 13 de enero de 2010

Prioridades

Hay veces que la diferencia de edad marca mucho las cosas y la forma de ver la vida.......

Desde pequeña, en mi casa se le ha dado mucho valor al trabajo y a ser honrado. A ahorrar algo para el día de mañana, por si pasa algo tener algo donde poder acudir en caso de necesidad. Mis padres han trabajado mucho, muchísimo a mi entender, y se han privado y se siguen privando de cosas porque "cuesta mucho dinero".

Estoy orgullosa de mis padres, estoy orgullosa de la educación y los valores que nos han dado. Pero hay una cosa en la que diferimos, y por lo tanto, discutimos (y mucho).

Hace un par de años, una persona muy cercana a mí sufrió un grave accidente laboral que lo ha dejado postrado en una silla de ruedas en estado vegetativo. No responde a estímulos, no habla, en definitiva, no hace nada. Era un domingo y se disponía a hacer un trabajo en su día libre. Debido a un cúmulo de circunstancias, sufrió un grave accidente.

Veinte días en la UCI, dos meses hospitalizado, dos meses en clínica en Madrid y ahora en su casa. Salía de casa, se despidió con un "hasta luego, cariño", le dió un beso a su chica y no volvió.

A partir de ese día yo, igual que mi círculo de amigos, nos planteamos muchas cosas, muchísimas. ¿Por qué ir a trabajar un domingo? y más cuando no es laborable para tí, ¿por qué no disfrutar de la torrada que teníamos preparada y que se canceló y se convirtió en una visita de horas en el hospital? Mis prioridades cambiaron. Decidí vivir.
Aprovechar el máximo, vivir al día. Lo he dicho alguna vez, e insisto, nos olvidamos de los pequeños placeres de la vida. Vivimos con prisas.
Estas cosas, son motivo de discusión con mi madre.....no lo ve así, muy a su pesar, me salgo con la mía, que en realidad no es salirse con la de nadie, simplemente es disfrutar. Salir a pasear, viajar.....Me imagino que esa diferencia generacional marcará siempre una barrera.

¿Por qué dejar para mañana lo que podamos hacer hoy?


10 comentarios:

Bimbinete dijo...

Totalmente de acuerdo querida Minerva!
Cuando en la vida nos cruzamos con temas como el que has contado empezamos a valorar las cosas de otra manera. Tú eres seguidora del blog de mi querido amigo Carlos y has podido comprobar su manera de afrontar el tema del cáncer.El aplica lo que dices tú aqui. Disfrutemos la vida y todo lo que nos ofrece.

Un beso

Pablete dijo...

No creo que sea un problema generacional. Calculo que soy más o menos de la edad de tus padres y soy defensor aferrimo de disfrutar de la vida a cada momento.
Recuerdo, que cuando hace ya muchos años, el jefe de taller me pedía venir un sábado a currar, se me abrian las carnes. Optó por no preguntarme más, y dejar el trabajo urgente para el lunes.

Total, en el ataud me sobraría cualquier centimo que pudiera llevar en el bolsillo....

Un beso cariñoso....

YaS dijo...

Te doy toda la razón, aunque es una pena que tenga que pasar una cosa así para darnos cuenta, igual en esas circunstancias que en otras...Deberiamos valorar la vida tal y como es...Aunque es verdad que no entiendo a esa gente que gana un sueldo y se lo gasta todo en la primera semana y despues andan llorando...pues ahora vete a devolver los lacoste que te compraste no te jodeeeee

Besoootes

julia dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo y ojalá mis padres también disfrutaran un poco más de la vida. Yo tengo claro que hay que disfrutar de esos pequeños placeres de la vida, dar un paseo, ir de vez en cuando a almorzar o cenar por ahí, reunirte con los amigos y reír hasta llorar, viajar siempre que uno se lo pueda permitir. Y aprender, que con eso también se aprende, no solo trabajando o estudiando, no crees? muakaaaa

alma máter dijo...

De acuerdo al 100%.
La pena es que haya personas que en lugar de trabajar para vivir. Viven para trabajar... y pienso que la vida es muchas más cosas y hay que disfrutar al máximo, que lo que está claro es que estamos aqui de paso. No se sabe si cuando decimos ese "hasta luego" puede convertirse en un "adios"...

Yo no creo que sea algo generacional. Sin ir más lejos, uno de mis hermanos es de los que curran hasta las tantas y muchos fines de semana, y no por necesidad eh?... Y una cuñada igual. La llamas un domingo y está currando. Deja a mi cuñado en casa y se pira a "adelantar trabajo" es lo que dice ella... Yo no lo entiendo, y estos dos casos son de gente joven.

Un beso fuerte y sigue con tu "filosofia" que es la buena!.

Esteban dijo...

Hay que trabajar para vivir y no vivir para trabajar.

Lunaibz dijo...

Estoy contigo, hay que ahorrar para el dia de mañana, pero tb hay que disfrutar de la vida.

En cuestion de segundos te cambia!!

Ellos no entenderan nunca, que cogamos un avion e irnos un fin de semana por ahi, aunque nos cueste una miseria, pero son asi....como dices otra generacion!

Besos

Cecilia dijo...

Yo pienso igual que tú, que debemos vivir la vida y no dejar para mañana todo lo que podamos hacer hoy, porque el futuro es incierto, a saber qué pasará... A veces es complicado pensar sólo en el presente, y dejar el pasado y el futuro a un lado de los pensamientos, pero yo creo que eso es lo que debemos hacer... vivir el presente a tope!

Un besooo!! ;D

DAISY dijo...

hay ciertos temas minerva que por la diferencia generacional es inevitable que cada uno piense distinto. Muy fuerte lo de tu amigo, pobre!! muchos besos

Wenanena dijo...

Es cierto, lo que pasa es que tenemos una facilidad tremenda para olvidarnos que estamos aquí de paso y que por más dinero que ganemos, por más cosa que compremos no nos llevaremos al otro barrio nada. El hombre no está preparado para pensar en que un día no habrá mañana, o al menos eso es lo que a mi me pasa.
Si tu puedes tener esa mentalidad de disfrutar a tope, te envidio y te admiro, es la mejor forma de vivir la vida.
Un besote.